Comprar un coche en verano será más barato que a partir de septiembre

La llegada en septiembre del nuevo protocolo de consumo WLTP traerá consigo varios cambios por los que los fabricantes ya han empezado a cambiar sus estrategias de venta de vehículos, ya que a partir de esa fecha será con toda seguridad más caro adquirir un coche debido a este protocolo de medición de emisiones.

 

¿Qué es el WLTP?

 

Se trata de un nuevo protocolo de emisiones de carburantes CO2 que evaluará  la contaminación de todos los coches nuevos a partir de esa fecha, de manera que si tu coche emite 130 g/km ahora emitirá un 20% más de acuerdo con este nuevo protocolo, lo que afectará también al coste del impuesto de matriculación ya que este impuesto se rige por estos protocolos así como las emisiones.

 

Según Honda, el precio de adquisición de un vehículo nuevo aumentará cerca de 2000 euros. Es importante destacar que la homologación se hará entre el 1 de septiembre de 2018 y enero de 2019 por lo que la franja de tiempo no es muy alta, pero si estás pensando en comprar un coche quizás la mejor decisión sea hacerlo ahora en verano ya que a partir de septiembre todos los coches nuevos tendrán la obligación de adaptarse a este protocolo.

 

Y es que este nuevo ciclo de homologación de consumos y emisiones WLTP no sólo afecta al impuesto de matriculación y el grado en que se mide el CO2 que emite tu coche, sino que ha provocado que ciertos vehículos tengan que bajar su potencia para poder pasar por esta normativa, como son el modelo Seat León, que pasará de tener 300 CV a 290 CV para reducir y así evitar emisiones que se contemplan como ilegales según este protocolo.

 

Para la Unión Europea, el objetivo es que los vehículos no superen los 120 gr/Km de CO2 en 2021. Aun así, es una idea difícil de conseguir con los vehículos de gasolina, motivo por el que como decíamos, muchos fabricantes han decidido reducir potencia para pasar sin problema por este nuevo protocolo. Los diesel en ese sentido están mejor preparados para ello, ya que emiten menor cantidad de dióxido de carbono, sin embargo tienen otros problemas añadidos como la emisión de óxido de nitrógeno (NOx), aunque de cara al WLTP no establece ningún parámetro referente a esto lo que supone que en teoría los coches diesel tendrían una ventaja para pasar por este protocolo.

 

Al comprar un coche nuevo trae consigo un impuesto de matriculación que como ya comentábamos antes y dependiendo de las emisiones de CO2 será más caro o barato, por eso es una buena opción comprar un coche antes que se establezca este protocolo, comparando y sabiendo en qué grado contamina ya que puede suponernos un problema a la hora de desplazarnos por grandes ciudades (principalmente los centros de Madrid y Barcelona).

Para cualquier duda sobre el WLTP o los trámites relacionados que ofrecemos en Tramicar podéis llamar al 91 171 02 90 o bien escribirnos a info@tramicar.es o en nuestras redes sociales.

1Comment
  • Gestoria en Marcha
    Posted at 19:42h, 26 julio Responder

    Muy interesante artículo y a tener muy encuenta por aquellas personas que se estén decidiendo en estos momentos…
    Un saludo,

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies