como saber si un coche tiene cargas

Cómo comprobar que un coche está libre de cargas

¿Qué son las cargas de un vehículo?

Cuando vas a comprar un coche de segunda mano pueden surgir miedos o dudas acerca de las posibles multas impagadas, deudas de impuestos, lo que conocemos como cargas. Hay varias que tenemos que tener en cuenta a la hora de comprar o vender un vehículo, y que a continuación estudiaremos.

La primera sería la del  embargo, siendo una de las cargas más engorrosas que hay.  Lo primero a considerar es que el vehículo se puede trasferir  siempre y cuando el comprador asuma dicho embargo. Por tanto, está en manos del comprador decidir si sigue o no con el proceso.

Recordamos también que las multas pendientes de pago recaen sobre el conductor, no sobre el vehículo. Por tanto, no impedirían una transferencia del titular en el momento de venta.

También puede suceder que sobre el vehículo figure anotada una orden de precinto. Este caso impide cualquier operación de compraventa, de transferencia de titular, o de permiso de circulación. Es la autoridad competente la que debe permitir anular el precinto si se prestan las condiciones para ello.

Cuando se decide comprar un vehículo de segunda mano, solemos fijarnos en el estado técnico y de rendimiento, pero puede que no pensemos en los impuestos municipales pendientes de pagar, conocidos como IVTM. Importante asegurarse por tanto de que el vehículo tenga abonado el recibo correspondiente al ejercicio anterior a la compra, ya que en caso de no estar abonado, impedirá la transferencia.

En cuanto a la ITV no tenerla actualizada y/o aprobada no impide realizar la transferencia, pero ten en cuenta que es sancionable en caso de circulación, y además compromete la seguridad de la conducción del nuevo titular.

Por último, no podemos olvidar que en el caso de que el vendedor hubiera comprado el vehículo mediante una financiera que hubiera inscrito una  reserva del dominio, el vehículo no se puede transferir hasta que no se pague la deuda total con la financiera y esta cancele dicha deuda en el registro de bienes muebles.

 

¿Cómo puedo saber si un coche está libre de cargas?

Para prevenir sorpresas desagradables que tengan un efecto negativo en nuestra cartera, es muy recomendable solicitar un informe de la DGT tanto en la venta como en la compra de un vehículo. Este servicio, proporcionado por Tramicar, ofrece tranquilidad para cualquiera de las partes, ya que recopila información sobre el vehículo, incluyendo datos del titular, cargas o gravámenes, datos de identificación, lecturas de cuentakilómetros, historial de inspecciones técnicas y de titulares, seguro del vehículo, información medioambiental, historial de bajas, y finalmente, el indicador de vehículo con denegatoria- es decir, si presenta alguna incidencia por parte de la DGT-.

Otra opción que recomendamos desde Tramicar es que el contrato de compraventa firmado por ambas partes confirme que el vehículo se encuentra libre de cargas y gravámenes, en perfecto estado de funcionamiento y al día de impuestos y sanciones.

Toda la información que necesitas a tu alcance en pocos minutos para que puedas disfrutar de tu nuevo coche y dormir tranquilo.

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies